Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Patatas al horno con hierbas y queso de oveja

Patatas al horno con hierbas y queso de oveja

fuente:food & wine
 
 
  • ACTIVO: 20 MIN
  • TIEMPO TOTAL: 1 HORA
  • PORCIONES: 4
Hecho con almidón de hornear las papas-con sabor a ajo, hierbas frescas y queso pecorino romano, y la arrojó con apenas un poco más de aceite de oliva virgen, estas papas fritas salir del horno crujiente y delicioso.
 
2 papas grandes para hornear, cortadas en bastones 
  1. 1/4 taza aceite extra virgen de oliva
  2. 1 diente de ajo, picados
  3. 1 cucharadita de salvia picada
  4. 1 cucharadita de romero picado
  5. 1/4 taza recién rallado de queso Pecorino Romano
  6. Sal y pimienta recién molida
  1. Precaliente el horno a 425 °. En un tazón grande, mezcle los palitos de patata con aceite de oliva hasta que esté bien cubierto.Difundir los palitos de patata en una bandeja para hornear con borde en una sola capa y hornear en el tercio superior del horno, dándoles vuelta una vez o dos veces con una espátula, hasta que estén doradas y crujientes, unos 30 minutos.
  2. Espolvoree el ajo picado y las hierbas en las papas y mezcle bien.Hornear durante unos 5 minutos más, hasta que las hierbas son fragantes y el ajo se dore ligeramente. Transfiera las papas en un recipiente grande y mezcle con el Pecorino Romano rallado.Sazonar con sal y pimienta y servir.
Anuncios

Patatas al horno con hierbas y queso de oveja

Patatas al horno con hierbas y queso de oveja.

Lasaña de lomo saltado

Lasaña de lomo saltado.

ANTICUCHOS

 

 

ANTICUCHOS

Ingredientes:
½ kg. de corazón de res.
1 cucharada de pimienta
1 cucharada de cominos
2 cucharadas de ajos molidos
½ vaso de vinagre
2 cucharadas de ají panca
½ cucharadita de orégano restregado en las manos (si se desea)
sal al gusto
aceite
½ cucharadita de sazonador
1 brocha fabricada de de hojas de panca de choclo.
Guarnición:
Choclos tiernos
Papas sancochadas
Rocoto molido

Preparación:
Cortar el corazón en trozos sesgados, sacándole la grasa. En un bol poner la pimienta, el comino, el ají panca, el orégano, la sal, los ajos y el vinagre (al gusto) y el sazonador.
En este macerado colocar los trozos de corazón a que maceren por lo menos dos horas, pasado ese tiempo ensartar los trozos de corazón en palitos de caña. Se ponen tres trozos por palito. Calentar la parrilla de carbón.
En un bol se coloca el jugo del macerado y se agrega con una buena cantidad de aceite para embadurnar con la brocha los anticuchos mientras se fríen en la parrilla. La brocha debe tener la panca deshilachada y se va mojando en la infusión golpeando con ella los anticuchos cada vez que se voltean.
El brasero o parrilla debe tener suficiente carbón para que los anticuchos se cocinen a fuego fuerte. Se sirven acompañados de papa sancochada, choclo y rocoto molido.

Torta helada

Torta helada.

Tallarín saltado a la criolla

Tallarín saltado a la criolla.

QUESO GRUYER

Queso gruyer

 
 
Como todos los quesos, el origen del Gruyere es algo controvertido. En general se acepta la versión que cuenta que los propietarios de vacas de la zona homónima estaban cansados de subir todos los días la montaña para ordeñar sus vacas. Es por eso que eligieron a un grupo que vivía todo el verano y que se encargaban de cuidar al rebaño y de ordeñarlo todos los días. Como no iban a bajar con toda la leche, también debían fabricar el queso allí arriba en las montañas.
Las condiciones de fabricación del queso, así como la necesidad de que el queso se mantuviera hasta el final del verano y se fabricara diariamente, dieron al Gruyere su sabor tan particular y sus característicos agujeros (consecuencia de una pequeña partícula del tamaño de un guisante destinada a ir eliminando gradualmente agua para que la cuajada se llevara a cabo apropiadamente).
 
Otras historias cuentan que el Gruyere surgió como consecuencia de una decisión del príncipe del pueblo de Gruyere en Suiza: los campesinos debían pagar su tributo en queso. Efectivamente, hacia el año 1115 d.C. se encuentra el primer registro que prueba que el queso Gruyere era utilizado para pagar impuestos.
Más allá de su historia, este es uno de los quesos de más asombroso sabor, pues combina diferentes sensaciones que van desde el toque un poco dulzón hasta un sabor similar a las avellanas. No hay más que decir: una delicia.
A %d blogueros les gusta esto: