Grasas Trans

Las grasas vegetales parcialmente hidrogenadas, llamadas grasas trans, se utilizan para prolongar la vida útil de un buen número de productos elaborados. Se ha comprobado científicamente que las grasas trans son perjudiciales para la salud, ya que aumentan del colesterol malo (LDL) en las personas, y disminuyen el colesterol bueno (HDL), y se han encontrado asociaciones entre el consumo de grasa trans y la obesidad.
Los países de América Latina, entre ellos Chile, están comprometidos con realizar medidas para reducir el consumo de grasas trans. De acuerdo a cálculos realizados por expertos de la Organización Panamericana de la Salud con una disminución de 2% (4.5 gramos) en el consumo diario de grasas trans evitaríamos la muerte de entre 30 y 130 mil personas en la región. Si redujéramos la cantidad de grasas trans en 4% (9 gramos) se salvarían las vidas de entre 62 y 225 mil personas.

¿Qué alimentos contienen grasas trans?

Estas están presentes en alimentos procesados como margarinas, galletas, papas fritas, snacks, helados y chocolates. Muchos de los aceites utilizados en restaurantes, cadenas de comidas rápida para freír poseen un alto contenido en grasas trans. En la actualidad, en Chile, todos los alimentos que tienen más de 3 gramos de grasa por porción, deben poner en la etiqueta de información nutricional cuánta grasas trans contiene, lo que permite al consumidor elegir aquellos productos con menor contenido de trans.
  • Papas fritas (150 g): 7 g de grasas trans
  • Pastel de manzana industrial (1 unidad): 6 g de grasas trans
  • Bollo industrial (1 unidad): 5-6 g de grasas trans
  • Hamburguesa (200 gr.): 3 g de grasas trans
  • Quesito (1 unidad): 2,2-5,2 g de grasas trans
  • Magdalena (1 unidad): 1-2,1 g de grasas trans
  • Galletas (2 unidades): 1,3 g de grasas trans
  • Margarina (1 cucharada): 6,9 g de grasas trans
  • Pancito comercial (1 unidad): 0,85 g de grasas trans
  • Alfajor (1 unidad): 0,7-2 g de grasas trans
(Referencia: The New England Journal of Medicine 2006 Mozaffarian et al. 354 (15): 1601)

Consejos para una compra inteligente y saludable

  • Escoja alimentos para usted y su familia bajos en grasas.
  • Si va a consumir alimentos con alto contenido graso escoja aquellos libres de trans, lea las etiquetas.
  • Si tiene problemas de salud como obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedad cardiovascular absténgase de consumir productos con grasas trans, y limite su consumo de grasas totales.
  • Prefiera siempre los aceites vegetales, estos no contienen grasas trans, y consúmalos con moderación. se han encontrado asociaciones entre el consumo de grasa trans y la obesidad.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: